26 de octubre de 2018

Los jóvenes ingenieros de Ingersoll Rand compiten en el desafío de cocina solar para ayudar a los habitante de Haití

Young Ingersoll Rand engineers gather around a solar cooker they designed

¿Qué se obtiene al combinar un espíritu competitivo, ingenieros de Programa de Desarrollo Acelerado (ADP, por sus siglas en ingles), ayuda humanitaria y un desafío de diseño? Obtienes una fuerza para hacer el bien. Y el resultado es un método de cocción viable y una posible fuente de ingresos para un pueblo aquejado por la pobreza en Haití, explica Dan Schmidt, vicepresidente de Ingeniería para Club Car.

“Si hay algo más que he percibido sobre los ingenieros del ADP, es que aman competir”, dijo Dan. “También están muy interesados en las tecnologías energéticas y quieren trabajar para una empresa con una cultura arraigada en beneficiar a la sociedad. Es por eso que nuestro equipo de liderazgo relacionó todo esto al crear el Desafío de la cocina solar”.

Dan aprovechó el espíritu competitivo, benefactor y la ingenuidad de los ingenieros de ADP en todo EE. UU. cuando los invitó a competir. El desafío: diseñar y fabricar una cocina solar práctica y duradera para usar en naciones empobrecidas y en desarrollo.

¿Por qué? Las personas en algunos países empobrecidos necesitan un método de cocción que no dependa de la leña. En Haití, la crítica deforestación obliga a mujeres y niños a caminar varias millas por día para recolectar la leña para cocinar. Las personas en los campamentos de refugiados en África se enfrentan al mismo desafío. El uso de la luz del sol gratis y al alcance de la mano para cocinar y hervir agua durante el día permite que las personas ahorren sus escasos suministros de madera para usarlos durante la noche y los días nublados.

Los ingenieros comienzan a trabajar

Dieciocho ingenieros del ADP se dividieron en cinco equipos y dedicaron varios meses a la investigación, el diseño, los prototipos, las pruebas y el desarrollo de sus cocinas solares. Una vez que los equipos presentaran sus diseños y análisis, un panel de jueces y los miembros del ADP ponen a prueba las cocinas solares para la última etapa de la competencia: día del veredicto detrás de las instalaciones del Club Car de Ingersoll Rand en Augusta, Georgia.

Para probar las cocinas solares, los jueces de ingeniería calentaron agua en cada cocina, midieron la temperatura y calificaron cada cocina en función de su durabilidad, viabilidad económica, función, facilidad de uso, capacidad de fabricación y sostenibilidad medioambiental. El diseño ganador fue una cocina solar de estilo caja realizada por los ingenieros de los ADP Gabe Korinek, Luke Duffy, Kevin Glime y Josh Savitz.

Lecciones aprendidas

No solo los competidores se sintieron bien por ayudar a las personas que lo necesitan, sino que también aprendieron lecciones valiosas de ingeniería, fabricación, gestión del tiempo, preparación del presupuesto y creatividad al principio de sus carreras.

“La parte de construcción del proyecto fue definitivamente la más desafiante”, dijo Gabe. “Aprendí que la construcción toma más tiempo del esperado, y que la teoría no siempre se transfiere fácilmente a la fabricación. Incluso si se te ocurrió una idea fabulosa, no siempre es fácil convertirla en un producto físico”.

“Realmente disfruté de la experimentación rápida”, dijo Stephanie Aldrich, ingeniera de ADP y miembro del equipo que obtuvo el segundo puesto. “Puedes crear cualquier cosa que tu mente pueda imaginar, pero el desafío era diseñar nuestra cocina solar con materiales económicos disponibles en ferreterías en todo el mundo. Esto realmente despejó el proceso creativo para mi equipo”.

careers

Oportunidades laborales

Descubra qué significa trabajar para una de las empresas industriales más innovadoras y diversificadas del mundo, donde el progreso comienza por uno.

strengths

Fortalezas

Ingersoll Rand es una empresa internacional diversificada en la que el personal, los productos, los sistemas y los servicios trabajan en conjunto para inspirar el progreso de los clientes.